miércoles, marzo 22, 2006

Boat Trip. El viaje de tu vida. Primera Parte.

Ya he llegado. Y en mi casa no hay camareros. No hay margaritas. No hay espectáculos. No hay fuentes legendarias. No hay pizzas sabrosas. No hay helados que toman los dioses... No hay nada!!!! Mierda, mierda, mierda, quiero volver, quiero volver, quiero volver... respira, respira... Hala, ya estoy más tranquilo. Mundo cruel, te acostumbras durante una familia, los amigos que no fueron, la tele, el portátil... Jo.

Como ustedes, queridos lectores, sabrán, he estado una semana en un bonito crucero por el Mediterráneo. El barco, llamado por una curiosa coincidencia del destino, Oceanic, nos ha conducido por tortuosas corrientes a ciudades centenarias, mientras los maravillosos camareros nos atiborraban a comida de lujo. No hay camareros en mi casa!!!

He decidido, por comodidad, dividir la historia en un post por día, para evitar engorros, y para escribir más post, y subir más puntos en el technoratti ese. Así pués, amables lectores, prepárense para una vorágine de leyendas que un servidor les contará.

DAY ONE GRANADA-BARCELONA

Cierto tiempo ha, que unos estudiantes pagaron miles de dólares a una empresa para que lo llevare por lugares donde nunca nadie había estado. Tras miles de ingresos, trabajos, fiestas, trabajos, fiestas y esperas llegó el gran día de coger el autobús legendario con destino a Barcelona, ciudad cosmopolita donde coger el grandioso Barco De Los Sueños (TM).

A continuación pongo las afotos que hice con un pequeño comentario, para que se adapten.


AVISO/DISCLAIMER: Debido a la preservación de la intimidad (o como se diga) he decidido no poner las fotos en las que salgan ersonas, porque no todo el mundo quiere salir en internet pa que le cojan la cabeza y se la pongan en el cuerpo de Pamela nderson. A mí no me importaría, la verdad, pero no todo el mundo es tan desviado como yo.

227 Pack De Viaje

Aquí está Don Pollo, y la Mochila PSOE, que contenía frescas cocacolas.

JPVacas

Estas son las sabrosas vacas-gominola del Lidl que trajo JP.

Mai jeart güil Gooou Oooon

Con ustedes, el SS. Oceanic, bajo la bandera de Bahamas.

Tras instalarnos en la claustrofóbica habitación 111 de la cubierta Bahamas y que nuestro asistente personal Abdul Malik nos contase el funcionamiento del teléfono y otras nimiedades a las cuales no atendimos nos dirigimos al buffet legendario, donde miles de viandas nos esperaban.

271Habitación B111

Puede verse aquí la acogedora habitación. Atención al muñequito que coloqué, a ver si lo encuentran. Es un poco frak, me temo.

262 Happy Meal

La ligera primera comida que comí en el barquito.


272 Muster Station!

La cubierta-cubierta. Muy fresquita ella.

274 Carteles de mal rollo

En caso de inundación, pues usted se muere.

280 The Ring

Caballos, caballos, caballos!

286 Oh Cabaguet, oh cabaguet!
Los alegres señores danzantes. No sale Gustav, lo siento.

Después de la gloriosa cena de lujo, donde conocimos a nuestros dos camatas personales (Elías y Paola, chilenos ellos, y muy serviciales) nos dimos garbeos por el barquito, deteniéndonos en el Casino (pero no el de Scorcese, oho), luego en el Teatro, para terminar después dando saltos en la discoteca, con DJ Jordi, que es gilipollas porque nunca nos dedicaba las canciones que le decíamos que nos dedicase.


Bueno, pues ese fue el primer día. Próximamente: Lujo, Sexo, Coches, Katanas, Princesas! Todo esto y mucho más (pero sin contar el Sexo) en la próxima entrega de How To Cook For Forty Humans. Atentos a sus pantallas.

Au revoire como dijo Voltaire.

No hay comentarios: