martes, agosto 19, 2008

Estrenos de Fergucine: Sin límites

A ver, es una película un poco bizarra.

Trata de una chica, Aimée, que está buscandose a sí misma. Es decir, busca a Aimée y va andando por pasillos. Hay como flashes y filtros raros mientras se mueve. Todo muy experimental.

Una escena cumbre es cuando encuentra una puerta en mitad del campo (sólo la puerta) y entra por ella, llegando a un pasillo con más puertas a los lados y ella entra y sale por ellas en plan Scooby-Doo mientras suena una música raruna. Ahora entra en un salón con dos tiarracas rubias impresionantes, una de ellas tocando el piano lentamente. Decían algo filosófico, pero no me acuerdo. Y Aimée se va. Lógico.

Luego entra en una habitación blanca y hay un tipo vestido de blanco que también le dice cosas filosóficas.

Después sale otra vez al campo y se duerme, y al lado suya las tiarracas y el tío de blanco se ponen a hacer guarreridas españolas.

¿No os he dicho que era una película porno?

Ah, pues lo digo. Era una película porno.

No hay comentarios: